FLOTA

Los alumnos de American Flyers llevan a cabo sus prácticas de vuelo haciendo uso de una de las más modernas, extensas y selectas flotas de aeronaves y simuladores que existe el mundo para la formación aeronáutica. American Flyers tiene acceso a una flota de 100 aviones nuevos y en perfecto estado para la formación de sus alumnos.

Las mejores y mas modernas aeronaves para la formación de un Piloto de Aerolínea ​

Nuestra flota de aviones de formación está conformada por modelos Cessna-172 Skyhawk, Cessna 172 R.G. y Piper Seminole PA-44-180 (Multi-motor). Este tipo de aeronaves por sus características y prestaciones en vuelo son los que nuestra organización considera como los mejores aviones disponibles hoy en día en la industria aeronáutica para la formación de un piloto de aerolínea. Esta es la razón precisa por la cual escogimos este tipo y modelo de aeronaves por encima de otras más fáciles de volar o económicas de operar, entendemos que mientras mayor grado sea el grado de exigencia que debe afrontar nuestros alumnos durante sus prácticas de vuelo mejor será el nivel que adquieran como pilotos. Es importante destacar que este tipo de aeronaves tienen un precio extremadamente elevado en el mercado y que además su costo operativo es muy alto.

Esto significa que no solo es necesaria una gran inversión de dinero para adquirirlos y periódicamente renovarlos por la necesidad de mantener la flota siempre con aviones nuevos, pero además para operarlos en condiciones óptimas, como es el caso de American Flyers, es necesario proporcionarles un servicio de mantenimiento técnico muy costoso. No obstante, y aún siendo este el caso hemos optado por hacer uso exclusivo de estos modelos de aviones para la formación de nuestros estudiantes, al entender que posibilitan un mucho mejor aprovechamiento durante el proceso formativo. 

Además de los extremadamente significativos beneficios que aporta para nuestros estudiantes disponer de una inmejorable flota de aviones para sus prácticas de vuelo, es igualmente importante destacar el riguroso y exigente programa de mantenimiento que American Flyers proporciona a todas y cada una de sus aeronaves para así lograr garantizar a sus alumnos el más alto grado de seguridad en vuelo. Nuestra organización goza de un índice de seguridad absolutamente impecable, el mejor en la industria.

  • MONOMOTOR CESSNA SKYHAWK 172R & 172SP
  • MONOMOTOR CESSNA CUTLASS R.G. 172
  • AVIÓN BIMOTOR (MULTIMOTOR) PIPER SEMINOLE PA44-180

A continuación, les presento la flota de aviones de formación de American Flyers y sus cabinas demando.

Los más tecnológicamente avanzados simuladores de vuelo

 

Además de una flota de los mejores y más modernos aviones para la formación de pilotos de Aerolínea también contamos 40 de los más tecnológicamente avanzados simuladores de vuelo FNTP-I. Nuestros 80 años de experiencia en formación de pilotos de aerolínea nos ha llevado a la inequívoca conclusión y a entender que la correcta implementación de los simuladores de vuelo en el proceso formativo, potencian y hacen más efectiva la instrucción en el avión que impartimos a los alumnos. El uso de simuladores de vuelo es parte integral en la formación del alumno en American Flyers. Lo aprendido durante su formación de vuelo por instrumentos es la columna vertebral en la carrera profesional de cualquier piloto de Aerolínea.

Metodología de enseñanza

Nuestra singular y efectiva metodología de enseñanza establece que primero enseñamos en el aula, luego lo practicamos en el simulador y finalmente lo perfeccionamos en el avión. Esto quiere decir que, inicialmente nos enfocamos en enseñarle al alumno la teoría necesaria en el aula, luego cuando se considere apropiado en base a su aprovechamiento académico, determinaremos el momento adecuado para que junto con su instructor inicie la fase de instrucción en el simulador, ahora llevando la teoría a la práctica para que inmediatamente se haya logrado perfeccionar la técnica de vuelo en el simulador, el estudiante finalmente pase a realizar sus prácticas de vuelo reales en el avión.

Este proceso de enseñanza es altamente efectivo, razón por la cual el ejercito de USA lo implemento en nuestro proceso formativo en el año 1939. Desafortunadamente por razones de falta de criterio, equipamiento o de organización muy pocas escuelas de vuelo hacen uso de esta metodología de enseñanza en directo perjuicio de sus alumnos. Ahora bien, aunque esta metodología de enseñanza pudiese parecer muy simple o básica, su implementación es extremadamente compleja al ser necesario un trabajo altamente sincronizado y coordinado entre el plantel docente y del área operativa de la organización para así posibilitar que las actividades de estudio del alumno sean asignadas en correcto orden, secuencia y tiempo.

Departamento de Operaciones y su función critica en tu proceso formativo

En American Flyers esta importante función la dirige y supervisa nuestro Departamento de Operaciones que además de cumplir esta actividad clave en el proceso formativo de los alumnos, también está a cargo de administrar el correcto uso de los recursos humanos y materiales de los que dispone nuestra organización. Esto quiere decir que, el Departamento de Operaciones de American Flyers dentro de sus prestaciones asume la responsabilidad, siempre en base a las recomendaciones del plantel docente y según lo que especifica el programa de estudios, de asignar con previa anticipación, a cada uno de nuestros alumnos su respectivo instructor, aula de clases, simulador y/o avión para que pueda el estudiante desarrollar con normalidad su respectiva jornada de estudio.

Es extremadamente costoso para cualquier organización disponer de personal altamente experimentado y cualificado, que de manera exclusiva asuma la responsabilidad de dirigir el proceso formativo de los alumnos, razón por la cual la gran mayoría de escuelas de aviación deciden no incorporar en sus equipos de trabajo un Departamento de Operaciones. Una decisión que pone en evidencia cuando la verdadera prioridad que se tiene, es ofrecer precios bajos por encima de calidad formativa.

Ritmo Optimo de Formación, clave para la calidad formativa

En el proceso de formación profesional que impartimos todas las actividades de estudio del alumno, ir del aula, al simulador y a volar el avión, se pueden llegar a desarrollar durante un mismo día de clases o en periodo máximo de 24 horas, para nunca exceder lo que consideramos ser el lapso de tiempo formativo correcto, que posibilite un óptimo aprovechamiento académico. A esto le llamamos ritmo óptimo de formación, término que define los lapsos de tiempo correctos que deben siempre existir entre todas las distintas actividades de estudio de los alumnos en un proceso formativo dirigido a formar pilotos de aerolínea. Cuando en un proceso formativo como este, al que hacemos referencia, se permite que transcurra demasiado tiempo entre una actividad de estudio y otra, el conocimiento adquirido por el alumno invariablemente sufre un importante deterioro en su aplicación práctica. Esto no solo hace que se incremente la duración y el costo del curso, pero aún más importante afecta la calidad formativa.