Proceso de Admisión

Todo joven interesado en ser admitido como alumno para cursar estudios en nuestro Centro de Formación para Pilotos de Aerolíneas en Dallas/Fort Worth, Texas, USA, deberá afrontar y completar de manera satisfactoria el respectivo proceso de admisión que ha sido implementado de manera obligatoria por American Flyers para la admisión de nuevos alumno pilotos cadetes.

Nunca exceder lo que consideramos como una correcta proporción entre el número de alumnos, que hemos admitido para cada uno de los cuatro cursos que impartidos durante la respectiva gestión académica, y el número de instructores, aviones, simuladores con los que disponemos durante las 30 semanas que durara el proceso formativo de este grupo de estudiantes, es justamente una de las principales razones que nos ha llevado a implementar de manera obligatoria un exhaustivo y estricto proceso de admisión.

Este es un aspecto fundamental, en un programa de estudios dirigido a formar pilotos de aerolínea, porque de que exista en todo momento una adecuada proporcionalidad operacional, que en términos simples de entender significa que la escuela de aviación tiene a disposición suficientes y apropiados recursos humanos y materiales; depende que se logre alcanzar una exacta y concreta secuencia, ritmo y tiempo durante la implementación y desarrollo de las lecciones de vuelo, teoría y simulador del alumno cadete. La presencia puntual de estas tres condiciones y variables en un proceso formativo, donde la teoría y la practica deben estar siempre en perfecta sincronía y coordinación, resulta ser por demás determinantes porque afecta de modo directo la calidad y efectividad del programa de formación profesional que se imparte al estudiante. Algo que desafortunadamente no sucede en las escuelas de aviación tradicionales donde un volumen excesivo de estudiantes, que desbordan la capacidad operativa con la que cuentan, significa todo lo contrario a la realidad que viven nuestros alumnos. Un ejemplo claro de que ciertamente existen estas condiciones en American Flyers es que nuestros alumnos pueden volar, asistir a clases y realizar sus prácticas de simulador con la regularidad y frecuencia que son imprescindibles para propiciar un adecuado aprovechamiento académico razón por la que logran concluir sus procesos formativos en las 30 semanas estipuladas.

Ahora bien, la necesidad de limitar la cantidad de alumnos que admitimos para cada uno de nuestros cursos otorga a nuestro proceso de admisión una relevancia aún mayor en nuestro accionar. Por cierto, no se trata solo de restringir el número de alumnos más bien de que nuestro proceso de admisión logre seleccionar y admitir a los mejores candidatos, quienes demuestren ser los postulantes más cualificados, aquellos que exhiban las condiciones y aptitudes que entendemos son idóneas para un óptimo desempeño académico en el aérea de estudio que nos compete. Es precisamente durante el proceso de admisión en American Flyers que el alumno postulante deberá poder acreditar, mediante la aportación de extensa documentación y la realización de las pruebas, exámenes y valoraciones pertinentes, que en efecto y fehacientemente cumple con el perfil exigido, de igual manera será necesario que muestre contar con una profunda vocación aeronáutica y con el grado de madurez emocional que son indispensables para afrontar con suficiencia el elevado nivel de responsabilidad y entrega que requerimos de nuestros cadetes durante el desarrollo del programa de formación profesional para Pilotos de Aerolínea que impartimos en nuestras instalaciones en Dallas/Fort Worth, Texas, USA.

El primer paso en nuestro proceso de admisión es que el alumno postulante remita su formulario de solicitud de admisión, correctamente cumplimentada y firmado, en caso de ser menor de edad (18 años) este documento deberá venir firmado por uno de los padres o tutor legal. Inmediatamente después que este documento haya sido recibido por nuestra oficina de admisiones y admitido a trámite, el alumno postulante tendrá en ese momento la posibilidad de iniciar la primera de dos fases, que en su conjunto, engloban la totalidad de los requisitos que deben ser cumplidos de manera satisfactoria como parte del correspondiente proceso de admisión, que tiene como objetivo seleccionar, admitir y asignar en base a merito, un numero predeterminado y bastante reducido de plazas de estudio a los mejores candidatos. Es decir admitiremos como alumnos solo a aquellos que demuestren ser los postulantes más cualificados y que logren durante este proceso de selección exhibir las condiciones, aptitudes, profunda vocación aeronáutica y el grado de madurez emocional que consideramos son indispensables para un óptimo desempeño académico en el aérea de estudio que nos compete como asimismo para posteriormente, una vez terminados sus estudios en American Flyers poder ejercer exitosamente la profesión de Piloto de aerolínea.

En la primera fase de nuestro proceso de admisión el alumno postulante deberá aportar extensa documentación personal además de certificados de estudios que acrediten que posee el nivel académico mínimo requerido, también un certificado de las notas obtenidas durante los dos ultimo años cursados, cartas de recomendación que den fe del carácter del alumno postulante y de su determinación, nivel de madurez y aptitudes, asimismo un certificado médico (FAA) de Clase 1 que acredite su aptitud psicofísica de cara a ser Piloto de Aerolínea. Una vez aportados todos estos documentos el alumno postulante podrá iniciar recién la segunda fase del proceso de admisión que consiste en la realización de una serie de entrevistas personales, una prueba psicotécnica, un examen de aptitud y una exhaustiva valoración de inglés con uno de nuestros expertos en proficiencia de idioma.

Ahora bien, tan pronto el alumno postulante haya logrado diligenciar correctamente todos los requerimientos de la fase 1 y la fase 2, designados en observancia del proceso de admisión, la oficina de admisiones de American Flyers procederá a emitir un memorando administrativo para informar que se ha iniciado la revisión y valoración final de la documentación aportada y también de los resultados de las distintas entrevistas, pruebas, exámenes y evaluaciones realizadas por el alumno postulante. En un lapso máximo de 72 horas la oficina de admisiones dará por finalizado este proceso de verificación general de gestión y norma operativa procesal para dar paso a un pronunciamiento en relación a la solicitud de admisión del estudiante. Esta notificación formal generada por nuestra oficina de admisiones será enviada por correo electrónico directamente al aspirante, pero además internamente emitiremos una nota oficial dirigida al director del Centro de Formación de Aerolíneas de American Flyers en Dallas/Fort Worth, Texas para informarle del resultado del proceso de admisión del candidato.

En caso de ser satisfactorio el resultado del proceso de admisión del postulante, procederemos admitirle y asignarle de manera inmediata, una de las plazas disponibles en la fecha de inicio de curso solicitada o en una situación donde no haya plazas de estudio disponibles para ese curso en particular, incluiremos al alumno cadete en el próximo curso a realizarse donde aún se disponga del cupo necesario. El alumno, por su parte, una vez recibida la notificación de admisión, podrá efectuar un pago de US$10,000.00, en concepto de depósito inicial, para confirmar su plaza de estudio. Es importante destacar que solamente y únicamente después que se logre satisfacer la totalidad de los requisitos impuestos por nuestra oficina de admisiones y el aspirante haya sido formalmente admitido por American Flyers, podrá efectuarse este pago.

El trámite para buscar ser admitido como alumno en nuestro Centro de Formación para Pilotos de Aerolínea en Dallas/Fort Worth, podar ser iniciado únicamente por el postulante, quien deberá contactar de manera directa a nuestra oficina de admisiones para informar de su interés de iniciar el correspondiente proceso de admisión. La oficina de admisiones una vez recibida la solicitud por parte del interesado, asignara de manera inmediatamente a uno de sus oficiales de admisión para que de manera personalizada, asuma la labor de asesorar al alumno postulante de principio a fin durante el proceso de admisión. El oficial de admisiones designado se comunicara directamente con el alumno postulante para explicarle detalladamente en que consiste el proceso de admisión y los requisito que deberá cumplir durante el respectivo trámite de postulación, los plazos de tiempo aplicables a cada requisito, como tendrá que ser remitía la documentación solicitada, la manera que se confirmara la correcta recepción de documentos y certificados. Asimismo el oficial de admisiones se hará cargo personalmente de concertar el día, hora y todos los pormenores para la realización de las entrevistas, pruebas, exámenes y valoraciones requeridas como parte del proceso de admisión. Los oficiales de admisiones de American Flyers están siempre disponibles para responder cualquier tipo de preguntas y consultas que podrían llegar a tener los alumnos postulantes que se encuentren cumpliendo el respectivo proceso de admisión. La oficina de admisión de American Flyers tiene a disposición un amplio número de Oficiales de Admisiones para quienes su principal función, es justamente asesorar y ayudar al alumno postulante para que pueda cumplir, en los plazos de tiempo predeterminados, con todos los requisitos exigidos en ambas fases del proceso de admisión.

Un dato referencial a destacar en relación al proceso de admisión de American Flyers, es que la importancia y las particularidades procesales del mismo, fueron justamente las que nos llevaron a crear nuestro propio departamento de admisiones, que además limita su funcionamiento a prestar un servicio enteramente institucional para uso y beneficio exclusivo de los aspirantes. Es así que todo proceso y trámite de admisión de los alumnos postulantes será manejado desde dentro de nuestra organización por oficiales capacitados y cualificados para desarrollar una seria de funciones muy específicas que recaen dentro de las atribuciones conferidas a nuestra oficina de admisiones. Este personal especializado al que hacemos referencia es el único que tiene autoridad para conducir el correspondiente proceso de admisión.

La oficina de Admisiones de American Flyers dispone de un plantel docente compuesto por un grupo de coordinadores académicos y Oficiales de Admisiones, que limitan su actividad y labores a esta área específica en particular de la operación del centro, adicionalmente contamos con un equipo de psicólogos, pedagogos, pilotos de aerolínea y expertos educadores. Todos prestigiosos profesionales con amplia experiencia y trayectoria en formación aeronáutica. Nuestra Oficina de Admisiones es una entidad de carácter autónoma e independiente creada por American Flyers para conducir y regir el proceso de admisión de los alumnos postulantes. La misma tiene la facultad, autoridad y responsabilidad de resguardar la debida aplicación e imparcialidad del proceso de admisión para posibilitar la asignación, en base a merito, de un número predeterminado y bastante reducido de plazas de estudios en los cuatro cursos que impartimos durante la respectiva gestión académica. Nuestra institución define la duración de una gestión académica, como un periodo de 12 meses, estructurado trimestralmente para permitir el inicio de clases con regularidad, pero nunca excediendo una estricta y correcta proporción que siempre e invariablemente, debemos mantener entre el número de instructores, aviones, simuladores con los que contamos y el total de alumnos que podemos admitir para nuestros cursos.

Sera además igualmente determinante para conseguir que nuestra Oficina de Admisiones autorice el ingreso del estudiante que durante el proceso de selección se logre comprobar a través de la información y resultados obtenidos, que el alumno(a) postulante exhibe en opinión de nuestros expertos un perfil psicológico altamente compatible con las exigencias de la profesión de piloto de aerolínea. Este factor es clave porque de las actitudes, aptitudes y comportamientos que exteriorice el aspirante durante el proceso de admisión, es posible determinar con un excelente grado de certeza, las probabilidades reales de que logre, una vez haya egresado de nuestro programa de formación profesional, desenvolverse con éxito durante su eventual trayectoria laboral.

Lo qué en el caso de la industria de transporte aéreo comercial, presenta un grado mayor de dificultad al iniciarse muy abruptamente en el mismo instante en el cual el joven piloto es contratado por una aerolínea, momento desde el cual deberá enfrentar con plena competencia los retos que conlleva la compleja labor profesional que tendrán a bien desempeñar durante los aproximadamente próximos 45 años de su vida. En un contexto puramente vocacional cumplir con el perfil que exige nuestra oficina de admisión, implica que el aspirante expuso durante el proceso de admisión, a cabalidad y con entera prestancia, las características de personalidad apropiadas y esenciales para en un futuro poder adaptarse eficientemente y con completa propiedad a la rutina de la profesión como asimismo al elevado grado de compromiso personal y laboral que demanda la carrera de Piloto de Aerolínea.

En American Flyers estamos conscientes que aprobar nuestro proceso de admisión resulta decisivo para validar las aspiraciones vocacionales y profesionales de un(a) joven que expresa un firme interés por llegar a ser Piloto de Aerolínea. Es más, también para nosotros como organización, el procedimiento de admisión del que hacemos uso para evaluar y seleccionar a los aspirantes posee una gran trascendencia dado que provee los mecanismos idóneos mediante los cuales logramos una óptima selección de alumnos cadetes. Lo que por su parte garantiza que todo estudiante que inicie su proceso formativo en American Flyers obedece estrictamente a nuestro criterio y estándar de admisión que, entre varios singulares y específicos requisitos exhorta a los alumnos postulantes a demostrar, como una de sus principales cualidades personales, una auténtica vocación por el mundo de la aviación y específicamente por la actividad de volar aviones. Esta es una característica individual en el aspirante, que mencionamos en un párrafo anterior pero dada su significativa influencia y repercusiones, es preciso referenciarla una vez más, para transmitir la importancia que representa para nosotros durante el proceso de admisión.

Un alto nivel vocacional por la aeronáutica en jóvenes que aspiran llegar a ser pilotos de aerolínea es algo extremadamente valorado por American Flyers porque sabemos que este particular atributo es claramente responsable de generar en nuestros alumnos cadetes un constante interés por el estudio y el crecimiento profesional. Nuestra amplia experiencia, obtenida a lo largo de 80 años dedicados y especializados exclusivamente en la formación de pilotos de aerolínea, nos ha permitido constatar, una y otra vez, que cuando un joven escoge dedicarse a un área estudios que le apasiona, su desempeño académico será inmensamente superior. Es por esta razón que en American Flyers damos prioridad a este rasgo distintivo del postulante siendo asimismo un fundamento básico que aplicamos a nuestros alumnos cadetes y por el cual podemos exigir de nuestros estudiantes nada menos la excelencia académica.

El procedimiento de admisión que hemos instituido influye y trasciende específicamente en nuestro objetivo y la labor de formar los mejores pilotos de aerolínea en el mundo. Esto se debe a que en su accionar, el proceso de admisión, logra seleccionar y dotar a American Flyers los cadetes verdaderamente aptos, quienes puedan afrontar satisfactoriamente y con total prestancia el elevado nivel de esfuerzo y rendimiento académico que son requeridos para desempeñarse exitosamente durante nuestro proceso formativo. Al respecto, conviene precisar que todo aspirante, sin excepción, deberá someterse a un cumplimiento absolutamente riguroso de este procedimiento de admisión, habilitado para la selección e incorporación de nuevos estudiantes. Un trámite que además regula las condiciones bajo las cuales se acepta los depósitos iniciales de los alumnos.